Bettina Romero y el camino de la difamación machista
01/14/2020

La Política no se tomó vacaciones, es Enero y en las gestiones están funcionando a toda marcha. En algunos casos, forzados por la situación y en otros por voluntad de las cabezas.

La semana pasada terminó con un acontecimiento que expone una situación aterradora en la Provincia de Salta, que sin dudas siempre puso en jaque a los Gobernadores de la Provincia: las muertes por desnutrición en el norte.

Gustavo Sáenz tuvo que recurrir al Gobierno Nacional y pedir ayuda para poder intervenir de manera urgente. Con una rápida respuesta, el Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, llegó a Salta el domingo. Viajaron al norte y firmaron el postergado convenio para aplicar el plan alimentar en en la provincia.

Con una agenda marcada por la realidad social, el Gobernador tuvo que dejar de lado la agenda positiva que mostraba los inicios de las colonias de vacaciones, actividades deportivas y culturales, operativos de seguridad “modo verano” y fotos de funcionarios con Ministros de la Nación, para enfrentarse con la dura realidad de la Provincia. Ahora resta saber, después de haber atendido lo urgente, sí Saenz está dispuesto a darle una solución de fondo a este terrible problema.

En tanto Bettina Romero maneja una agenda parecida en lo institucional, pero en lo político empezó pisando fuerte. Por un lado, encendió la mecha del debate acerca de la delicada situación de las cooperadoras asistenciales.

Se pudo ver muy rápidamente, al iniciar el nuevo año, que la jefa comunal salió a alzar la voz al respecto marcando territorio: “las cooperadoras asistenciales están desfinanciadas. Es delicado, pues se deja de cobrar el impuesto y sin estos fondos no pueden funcionar”. Fue un planteo directo, sin vueltas al Gobernador y que, además, trasladó en estos días a la reunión del Foro de Intendentes dejando callados a sus pares.

Por otro lado, tuvo dos intervenciones en el territorio, que van acorde a su promesa de asunción: “llego la hora de los barrios”.

Hay quienes dicen que no sabe nada de gestión, pero decide hacer reuniones de gabinete ampliado en los CICs de la ciudad, la primera en Villa Asunción, donde anunció que se están organizando mesas de participación barrial para que vecinas y vecinos decidan las obras que son prioritarias en sus barrios.

¿Será que no entiende de gestión porque alza la voz advirtiendo el conflicto públicamente incomodando las filas políticas conformadas en su mayoría por varones? ¿Arranca Bettina el camino de la difamación machista? Los palos en la rueda por ser mujer indudablemente están.

Es sabido que, en el ámbito político, predominan los varones y que sus pares, alguna vez denominados “los varones del interior” (enalteciendo justo esta condición) han sido protagonistas de varios episodios que van en detrimento de los derechos de las mujeres. Tal es el caso en el que se estrena Manuel Saravia, intendente de San Lorenzo, diciendo al inicio de su gestión “la mano de obra femenina no me sirve”.

Bettina ha cambiado el enfoque en la reorganización institucional para direccionar las políticas públicas del municipio. Tal es el caso de la jerarquización de áreas estratégicas, como la de la mujer, hoy elevada al rango de subsecretaría. Hecho a destacar no solamente porque Salta tiene uno de los mayores índices de femicidios en el NOA, sino también porque la mayoría de los municipios de la provincia no tienen siquiera un área de la mujer. Cuenta en su gabinete también con mujeres en lugares de envergadura política, como es el caso de Agustina Gallo, reconocida en la trastienda como su mano derecha y que ocupa una de las coordinaciones más fuertes del gabinete municipal. Jacqueline Cobos es otra figura fuerte, que representa la incorporación de fuerzas políticas de la oposición, jugada política que la ubica muy bien en el armado de equipos.

Es necesario que exista en el gobierno local propuestas ambiciosas que impliquen la transformación social. Es decir, que las políticas públicas necesitan de líderes y de gabinetes que entiendan la importancia y urgencia de la perspectiva de género para alcanzar una sociedad más igualitaria. No sucedió así en el Gobierno Provincial, ya que el área de la mujer, quedó en la órbita del Ministerio de Seguridad, a cargo del cuestionado Coronel Pulleiro.

¿Asistimos entonces una vez más en esta provincia atravesada por el patriarcado más puro, a la subestimación de una figura política por ser mujer? A Bettina ¿le va a costar mucho más hacerse notar por su condición de género?

Lo cierto es que, si hay algo que resuena como eco ineludible de la historia contemporánea protagonizada por el movimiento de mujeres, es que no van a ser pasadas por alto las practicas machistas de un sistema patriarcal que ha menospreciado el rol de la mujer, solo por el hecho de ser mujer. Entonces ¿podrá Bettina llevar esa fuerza a la institución municipal sin ser subestimada por eso, por ser mujer?

Queremos que sepas que La 750 Salta desarrolla cada articulo periodístico con rigurosidad y seriedad, a través de un grupo de jóvenes profesionales y estudiantes de la comunicación. Es por ello que apelamos a tu buena voluntad y solidaridad para que te unas y apoyes este proyecto comunicacional de la Asociación Manos. Ayudanos a seguir construyendo “la otra mirada” de la realidad de salta.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Videos de Facebook

Instagram

Publicidad