En el marco de la causa que se sigue contra Emilio Lamas por el delito de corrupción de menores, con autorización del Juzgado de Garantías 8, se realizó una inspección ocular en la parroquia Nuestra Señora del Rosario de la ciudad de Rosario de Lerma y en la casa parroquial. Estuvieron presentes las dos víctimas que denunciaron al ex sacerdote.

El fiscal penal 1 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Sergio Federico Obeid, se trasladó hoy a la ciudad de Rosario de Lerma para realizar una inspección ocular en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario, donde se habrían desarrollado los hechos en perjuicio de la segunda denunciante y por el cual Lamas se encuentra imputado por corrupción de menores.

Participaron además los abogados de las partes, los dos denunciantes y peritos del Departamento de Criminalística del Cuerpo de Investigaciones Fiscales. La inspección se realizó en el interior de la parroquia como así también en una vivienda contigua que funciona como casa parroquial.

El primero en prestar declaración y recorrer el templo fue Juan Carlos García, quien repasó los hechos ante el fiscal. “Al terminar la misa nos quedábamos solos en la sacristía. Cuando terminábamos la misa, saludábamos en latín, y al terminar ese saludo me agarraba en la sacristía y comenzaba a besarme y manosearme. Yo esperaba que alguien de la iglesia, como la hermana Celestina, entrara. Eso es lo que vienen a ver hoy, la sacristía”, explicó el exmonaguillo en las escaleras de la iglesia a la que recordó como la que “tanto sirvió”.

Queremos que sepas que La 750 Salta desarrolla cada articulo periodístico con rigurosidad y seriedad, a través de un grupo de jóvenes profesionales y estudiantes de la comunicación. Es por ello que apelamos a tu buena voluntad y solidaridad para que te unas y apoyes este proyecto comunicacional de la Asociación Manos. Ayudanos a seguir construyendo "la otra mirada" de la realidad de salta.