El Xeneixe le ganó 2-0 a Palmeiras anoche en La Bombonera y viajará la próxima semana a Brasil buscando volver a meterse en una final de Libertadores.

Boca tuvo una gran noche de Copa, con un estadio colmado y la gente especulando un buen resultado en casa, salían los jugadores al campo. Desde el inicio se vio mejor a Boca que al Verdao que a pesar de que mostraba peligro quedaba opacado por la labor colectiva del conjunto de Guillermo.

Un encuentro donde hubo muchos cruces verbales y alguna que otra patada por ahí, el arbitro se mostró muy pasivo ante las protestas y solamente se dedicó a charlar con los jugadores. Los goles llegarían recién en la segunda parte del partido cuando ingresaba el Pipa Benedetto por Wanchope Ábila. El delantero que todavía sigue buscando su mejor nivel fue la llave de gol para su equipo y anoto por duplicado para alegría de Boca.

Ahora con un buen resultado que saco de local el Xeneixe deberá en Brasil mantener la diferencia de goles y tratar de no recibir ninguno, una dura parada en tierras brasileñas donde Palmeiras irá por todo. La revancha se jugará el próximo miércoles a las 21:45. Boca buscará meterse a una final de Libertadores luego de 6 años.

Queremos que sepas que La 750 Salta desarrolla cada articulo periodístico con rigurosidad y seriedad, a través de un grupo de jóvenes profesionales y estudiantes de la comunicación. Es por ello que apelamos a tu buena voluntad y solidaridad para que te unas y apoyes este proyecto comunicacional de la Asociación Manos. Ayudanos a seguir construyendo "la otra mirada" de la realidad de salta.