Que si, que no: Salvador Mazza y el “falso positivo”
06/26/2020

Familiares de personas que están en estudio contaron la mala atención del personal del Hospital y la persecución por parte de los vecinos de esa localidad.

En un reporte del periodista de la 750 Salta, Guido Guichenduc, se conoció la situación de uno de los problemas que se viven en la frontera entre Argentina y Bolivia por el coronavirus. Uno de los casos fue la situación de Hilda, una señora de 80 años, de nacionalidad boliviana a quien muchos la acusaron por haber cruzado la frontera de manera ilegal con el fin de poder recibir atención medica en Argentina.

La realidad es que es acertado decir que esta mujer venía del país vecino, pero la diferencia de esas versiones pasa por la cuestión de que esa señora reside poco más de 30 años en Salvador Mazza, y que se encontraba en casa de su hermana cuando las restricciones internacionales comenzaron por el tema de la pandemia.

Cabe aclarar que nunca recibieron el permiso que solicitaron para poder volver a la localidad salteña en carácter de “repatriados”, ni a ella ni a su hija. Cuestión que ante la falta del compromiso de las autoridades y la necesidad de regresar, tuvieron que pasar por uno de los pasos ilegales. Las irregularidades burocráticas y la lenta respuesta obligaron a Hilda a cruzar “ilegalmente” ante el peligro del colapse del sistema de salud boliviano. Esta señora mayor de edad arrastra gastritis y hipertensión siendo parte del grupo de riesgo.

Ante la denuncia de un vecino de Hilda, se le realizó la prueba con el hisopado que a primeras nunca supo el resultado(pero luego le comunicaron que había dado negativo) y ante la segunda prueba dio positivo. Jesica, hija de Hilda, comentó que los posteriores estudios dieron resultado negativo, subrayó que su madre nunca presentó síntomas a pesar de su avanzada edad y además remarcó la persecución que sufre por parte de los vecinos de la localidad a raíz de esta situación.

Además Jesica remarcó que en el hospital están discriminando a su madre y seguramente a los casos sospechosos. No les brindan alimento, están olvidados sin que nadie quiera acercarse a ella pesar de que un 3er estudio dio negativo. También comentó que son violentados de forma verbal por el personal del nosocomio.

El dilema de los test que lanzaron positivo pero que luego da negativo recuerda los casos de “falsos positivos” de Aguaray, y pone en el ojo de la tormenta si es que realmente se están realizando de forma correcta los estudios o se esta dejando al azar la forma de atender los casos sospechosos.

Queremos que sepas que La 750 Salta desarrolla cada articulo periodístico con rigurosidad y seriedad, a través de un grupo de jóvenes profesionales y estudiantes de la comunicación. Es por ello que apelamos a tu buena voluntad y solidaridad para que te unas y apoyes este proyecto comunicacional de la Asociación Manos. Ayudanos a seguir construyendo “la otra mirada” de la realidad de salta.

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Salta pasó del miedo al terror, por los falsos positivos | La 750 SALTA - 92.7Mhz - […] los antecedentes de la pareja de falsos positivos de Aguaray y la incógnita de la mujer de Salvador Mazza (declarada…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Videos de Facebook

Instagram

Publicidad