Sáenz, entre las caras de circunstancia y los verdaderos ausentes
01/30/2020
Tras la muerte de seis niñes en el Chaco Salteño en menos de veinte días, el gobierno de Salta convocó en el inicio de esta semana a una reunión multisectorial que no fue tal, en la que estuvieron sólo los aliados políticos por convicción o por necesidad y la pseudo oposición. ¿Qué dicen entonces los profesionales y miembros de organizaciones sociales que conocen y viven la dura realidad de las comunidades que no fueron invitados por Gustavo Sáenz?

La opinión y el conocimiento en este caso son mas que importantes, porque no sólo ayudan a atender la coyuntura y la emergencia, sino quizás también lo más relevante, saber cómo seguimos hacia adelante para resolver los problemas estructurales de larga data. Ahí todo lo que se pueda aportar es fundamental.

En una reciente entrevista televisiva, una integrante del Colegio de Graduados en Nutrición de Salta denunció que no habían sido convocados a la reunión multisectorial, siendo que ellos ya habían tenido una participación anterior como profesionales en el fatídico año 2011 cuando también hubo un pico de muertes por desnutrición. “En aquella oportunidad trabajamos con el gobierno de la provincia sobre las causales de la mal nutrición y la deficiencia de nutrientes. Uno de los ejes sobre los que trabajamos fuertemente fue sobre la provisión de agua segura” afirmó Fabiana Lobo.

Es evidente que la problemática en las comunidades del norte es multifactorial, dado que se necesita de una mirada integral para un correcto abordaje, por eso es determinante la participación como mínimo de los representantes de las comunidades aborígenes y campesinas para dar en la tecla justa. Esto, según el testimonio de Mashur Lapad quien es senador del departamento Rivadavia, uno de los distritos en emergencia socio sanitaria, resultaba “dificultoso” ubicar y convocar a los caciques a dicha reunión.

Benigno López, coordinador del Frente Nacional Campesino denunció que pidieron al Gobierno de Salta una audiencia con el propio Gobernador o bien tener participación en la reunión multisectorial, pero ni siquiera obtuvieron respuesta alguna. Señaló además que desde hace tiempo trabajan en el territorio con la organización de base Guardianes del Monte, conocedora de las adversidades cotidianas. “En el Chaco Salteño hay pobreza, desocupación, mal nutrición, desnutrición. Allí existe una notable ausencia de Estado, porque ni siquiera se puede acceder a lo básico, al agua. Los Estados provinciales o nacionales no invierten en caminos, no hay energía eléctrica. No tienen propuestas para desarrollar al sector campesino o un plan de justicia social”.

López señala además que este gobierno debe entender que se debe trabajar con todos los actores de la organización civil y discutir los temas de fondo, como por ejemplo la enorme concentración de tierras en manos de unas pocas personas que utilizaron los desmontes como una metodología que atendía a las necesidades económicas del país o la provincia, pero que paralelamente alteraron la vida normal de las comunidades. “Hay programas pensados en Buenos Aires o en Salta Capital que no atiende a la realidad del pueblo campesino y aborigen”, remarcó el referente campesino.

Lucía Doljanin, Licenciada en Trabajo Social y quien fuera candidata a la Vice Gobernación por el Frente de Todos también estuvo ausente en la reunión convocada por el gobernador Sáenz. Al respecto expresó: “llama mucho la atención que sí comprendemos esto como un problema estructural y, mas allá de buscar culpables, que no hayan estado aquellas culturas que están atravesando agudamente estos problemas, quiere decir que no se entendió que esta situación es un problema social y cultural, porque nadie mejor que ellos, originarios y campesinos, para aportar y poder lograr así soluciones a dichas problemáticas”. Al mismo tiempo agregó: “esto que todos dicen que es un problema estructural, que no sea para atender solo la urgencia y justificarse en eso, sino que sirva para que se pueda plantear un plan que trabaje todas las aristas, con todos los sujetos implicados”.

Doljanin conoce por su profesión de la importancia de contar con datos, con un seguimiento estadístico pormenorizado que permita ejecutar planes y programas de políticas públicas. “Trabajar con datos es determinante porque permite armar intersectorial e interdisciplinariamente un plan de gobierno contra el hambre, que implique una estructuración en programas coherentes con los objetivos de esos planes y proyectos, que contengan acciones concretas y sostenidas en el tiempo” dijo la referente en trabajo social del Frente de Todos.

Recientemente la discusión se centró en la supuesta sustracción o ausencia de información del Ministerio de la Primer Infancia en el traspaso de la gestión. De hecho, la actual Ministra de Desarrollo Social de la Provincia Verónica Figueroa y el Secretario de Salud provincial Antonio de los Ríos polemizaron en los medios de comunicación al respecto pero nunca presentaron denuncia formal al respecto. Este último funcionario también intentó culpar a las víctimas diciendo que “esto ocurre porque las comunidades aborígenes, particularmente los wichis, son reacios a la atención médica”.

Esta semana en el programa “Las Últimas Noticias” de la AM 750 pudimos escuchar una entrevista a la dirigente lidereza wichi Octorina Zamora, quien remarcó que “nosotros contamos con médicos indígenas pediatras, epidemiólogos, clínicos y terapeutas propios de nuestras comunidades, en el NOA y en el NEA”. Al mismo tiempo lamentó la ausencia de esas voces y saberes en la convocatoria del gobierno: “Me parece una vergüenza y me causa mucho dolor que no se hayan convocado a los médicos indígenas, preparados en las mejores Universidades, que han crecido dentro de sus propias comunidades. No puede venir alguien de Buenos Aires que no ha convivido, que no conoce a decirnos lo que debemos hacer” remarcó.

En consonancia con lo expuesto por Benigno López, Zamora se refirió a uno de los grandes generadores de esta problemática que sufre su comunidad: “Esta fiesta que hacen con los desmontes, con la extracción maderera, con los desalojos debe terminar, es terrible la situación porque realmente esto parece un plan genocida de parte del Estado provincial y nacional. Hablemos seriamente si es que quieren solucionar”, sentenció.

Lo cierto es que el riesgo de más muertes por desnutrición desafortunadamente sigue latente, porque el problema socio sanitario es inmenso. Se necesita de una fuerte impronta de Nación quien es el único que puede aportar sustancialmente los recursos para solucionar los problemas de fondo, pero está claro también que sin esas otras voces, sin esos profesionales o cuadros técnicos de la salud, de la sociología, de la antropología, de los que respiran el trabajo de campo no llegaremos a buen puerto.

 

Queremos que sepas que La 750 Salta desarrolla cada articulo periodístico con rigurosidad y seriedad, a través de un grupo de jóvenes profesionales y estudiantes de la comunicación. Es por ello que apelamos a tu buena voluntad y solidaridad para que te unas y apoyes este proyecto comunicacional de la Asociación Manos. Ayudanos a seguir construyendo “la otra mirada” de la realidad de salta.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Videos de Facebook

Instagram

Publicidad